El "Fino"

Denominado también: Tinajero, Chapolo, Bramador y Aullador, es una raza canina autóctona, proveniente de una población canina que comparte rasgos propios, tanto físicos como utilitarios, que se han venido fijando por selección funcional.

Un sabueso desarrollado a partir de los perros de cacería que han ingresado a nuestro país a lo largo de la historia, y que desde la época de la conquista y gracias a las adaptaciones y peculiaridades de uso y clima, evolucionó para convertirse en el perro tradicional de cacería de los campesinos colombianos. Reconocido y presente en la memoria de campesinos y personas del común que tengan lazos con el campo, se puede rastrear memorísticamente, por fotografías y relatos hasta hace unos 200 años.


Apariencia de la raza

Típico sabueso aullador con cola y orejas largas, apasionado cazador de gran rusticidad, tamaño mediano, proporción rectangular, su pelo es corto y de diversos colores.

Lo que más los identifica son las orejas largas y colgantes, la cola larga y una potente y característica “voz” (aullido) muy valorada por los cazadores. Durante las cacerías localizan sus perros lejos en la selva oyendo sus aullidos y ladridos. Algunos de los nombres regionales por los cuales también es conocido el Sabueso Fino Colombiano, hacen referencia a la voz, como por ejemplo Bramador y Berreador.


 DSC0005  DSC0054  DSC0074